Madrid, ciudad promotora de la paz y la convivencia

Autor del artículo: Myriam de la Cavada

Fecha de publicación del artículo: 19/11/2018

Año de la publicación: 2018

El II Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz celebrado del 5 al 8 de noviembre 2018, que contó con la participación activa de la FUNCI, finaliza con el compromiso de elaborar una agenda de ciudades de paz. La declaración incluye las medidas que han de implementar las ciudades para conseguir este propósito y las herramientas para hacerlas efectivas: desde la lucha contra las violencias interpersonales, la violencia hacia las mujeres, el racismo y la xenofobia y el crimen organizado, hasta la defensa de la ciudad frente a la guerra y la prevención y combate de la corrupción.

El foro se concibió en el 2017 como un lugar de encuentro entre líderes locales, organismos y redes internacionales, academia, ONGD y sociedad civil destinado a abrir un proceso conjunto de debate, reflexión y construcción de soluciones que fomenten entornos urbanos capaces de eliminar las expresiones de violencia.  En su primera edición se abrió una línea de trabajo que puso de manifiesto el potencial de las ciudades como escenario para avanzar en la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a través de la construcción de una cultura de paz.

El foro se concibió en el 2017 como un lugar de encuentro entre líderes locales, organismos y redes internacionales, academia, ONGD y sociedad civil destinado a abrir un proceso conjunto de debate, reflexión y construcción de soluciones que fomenten entornos urbanos capaces de eliminar las expresiones de violencia.

La FUNCI apoya esta iniciativa desde su inicio

Desde el inicio, la FUNCI ha colaborado apoyando esta importante iniciativa. En el 2017, haciendo incidencia sobre el origen islámico de Madrid con el estand “Mayrit, puente para la paz”, al tiempo que presentaba su recién creado Centro de Estudios sobre le Madrid Islámico (CEMI). También incidió en la cultura andalusí como instrumento de educación para la paz, a través de la exposición “El Islam, patrimonio de todos”.

En este II Foro se ha dado un paso cualitativo al estar presente no solamente mediante un estand, sino también con el taller “Salam, de Mayrit al Mediterráneo”.

Durante este taller, celebrado el 8 de noviembre en la sala Borau 72 de la Cineteca del Matadero, la Secretaria General de la FUNCI, Encarna Gutiérrez, expuso la experiencia de la FUNCI a lo largo de más de 37 años contra la violencia cultural, con un enfoque transversal en diversidad y DDHH en todas sus acciones. Así mismo, se hizo referencia al lema de Nelson Mandela “La violencia no es consustancial al ser humano”, con el que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, inauguró el evento, para enfatizar la célebre frase de Gandhi, que resume la trayectoria de la FUNCI:

“No hay camino para la paz; la paz es el camino”.

“Salam, de Mayrit al Mediterráneo”

De hecho, el saludo en la cultura islámica es “Salam”, que significa paz. Por ese motivo, este año la FUNCI ha incidido en la Paz como mensaje intrínsecamente ligado a la cultura islámica, recordando el origen andalusí de Madrid como referente de unión y vínculo con el Mediterráneo. Entre las experiencias exitosas e innovadoras que se mostraron en el taller, en el marco de actuación de FUNCI en la región mediterránea, se ha destacado el proyecto Escuela de Jardinería Bouregreg Med-O-Med de Salé, Marruecos, dirigido a jóvenes en riesgo de exclusión y en situación de precariedad y violencia familiar. Este proyecto facilita la formación e incorporación laboral de estos jóvenes y el desarrollo sostenible de la región de Marruecos, a través de formación de formadores, desde expertos españoles a formadores marroquíes.

Así mismo, en el marco de la educación para el desarrollo y la paz en España, se destacó la labor de la FUNCI en materia de convivencia intercultural, a través del proyecto EDHUCA INTEGRA, que abarca de forma piloto tres distritos de Madrid, así como la Plataforma online “Twistislamofobia, porque las diferencias suman”, ambos cofinanciados por la Obra Social La Caixa. 

Finalmente, el taller, en el que intervinieron también Myriam de la Cavada e Irene Suárez, de FUNCI, se cerró con una dinámica en la que se ponía de manifiesto la violencia cultural existente en Madrid contra su patrimonio andalusí y el rico legado histórico heredado.

Agendas para la educación y la cultura

Entre las numerosas experiencias que se compartieron en este foro, se podría considerar de especial interés el taller “Agenda 2030: Educación y Cultura una Alianza Imprescindible” realizado el 5 de noviembre por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Así mismo, la campaña de sensibilización “La Otra Jerusalén”, organizada el 6 de noviembre por MUNDUBAT, así como la Mesa de DDHH del Ayuntamiento de Madrid de la cual la FUNCI formaba parte.  En concreto, durante el taller “Agenda 2030: Educación y Cultura una Alianza Imprescindible”, Encarna Gutiérrez reivindicó la necesidad de una alianza del sector cultural, que haga incidencia política para lograr una estrategia común y los recursos necesarios para desarrollarla. Tras el debate, se propuso poner en marcha una estrategia y una agenda común sectorial que tuvo muy buena acogida por representantes de la AECID. Por otro lado, la campaña “La Otra Jerusalén” sobre la vulneración de los DDHH de los palestinos en Jerusalén fue apoyada por la FUNCI, que considera muy necesaria esta iniciativa.

Foto: Fernando García Redondo

Medidas para lograr ciudades de paz

La declaración emitida al final del II Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz incluye una serie de medidas destinadas a elaborar una agenda de ciudades de paz, en alianza con los gobiernos locales de todo el mundo y los diversos actores institucionales, sociales, económicos o académicos claves, para poner en marcha políticas públicas.

Entre los instrumentos para materializar estas medidas se recogen: implementar políticas de cuidados frente a políticas de seguridad, articular con los gobiernos estatales la elaboración, implantación y supervisión de planes de acción para la prevención de las violencias y desarrollar planes de acción local para abordarlas.

Es necesario que haya políticas que actúen sobre las causas que generan las violencias, y objetivos que reviertan los motivos de carácter cultural y estructural que legitiman o justifican las violencias.

Es necesario que haya políticas que actúen sobre las causas que generan las violencias, y objetivos que reviertan los motivos de carácter cultural y estructural que legitiman o justifican las violencias. Entre las cuestiones planteadas en el Foro se destacó la colaboración con las agendas internacionales de construcción de convivencia y paz. En este sentido la FUNCI aporta su experiencia a través de los proyectos enmarcados en la plataforma para el desarrollo Med-O-Med, paisajes culturales del Mediterráneo y Oriente Medio, que agrupa 23 países de la región.