Tlemcen, capital de la cultura islámica 2011

La ciudad argelina de Tlemcen ha sido declarada Capital de la Cultura Islámica 2011 por la ISESCO. Esta bella ciudad histórica, llena de vestigios y monumentos de época zyaní, almorávide, almohade y meriní, que abarcan de los siglos XI al XV, se está engalanando para la ocasión con la restauración de numerosos edificios y mezquitas, la creación de diversos centros culturales, como el Centro de Investigaciones Andalusíes y el Palacio de la Cultura, y el acondicionamiento de su centro histórico.

El Ministerio de Cultura de Argelia y las instituciones locales están haciendo un notorio esfuerzo por llevar lo mejor hasta la ciudad a lo largo de todo el año. Forman parte de la nutrida oferta obras de teatro, exposiciones de arte y etnografía, conciertos musicales y de danza popular, proyección de películas y documentales y semanas culturales a cargo de diferentes países, entre ellos España.

La FUNCI participará en este importante evento, mediante distintas actividades culturales previstas para el otoño.

Tumbas de santones. J.S.

Situada en el extremo occidental del país, a los pies de una cadena montañosa, la ciudad se rodea de cultivos de cerezos, viñedos y olivos y se dedica a la industria del cuero y textil, además de la agricultura. También es reseñable su Universidad, que le presta un ambiente joven e inquieto desde el punto de vista cultural. Tlemcen (“timilsane”, manantial, en bereber) es conocida por su aura espiritual, debido a la presencia de numerosas tumbas y morabitos en los que descansan míticos santones de la talla del sevillano Abu Medyan, nacido en el siglo XII en Cantillana y enterrado en las faldas de las montañas tlemecinas. Su tumba se rodea de un complejo de época meriní -una dinastía marroquí de los siglos XIII-XV- formado de una mezquita, un hammam, o baño turco, una madraza, o escuela coránica, y los restos de un palacio con vistas impresionantes a la llanura.

Mezquita meriní. J.S.

El centro de la ciudad antigua está presidido por los muros de la kasbah, o alcazaba medieval, en cuyo interior se ha reconstruido el palacio del Mechuar, destruído por las tropas francesas durante la colonización.