Kairuán, capital de la cultura islámica

Mezquita de Sidi Oqba La ciudad de Kairuán, en Túnez, ha sido declarada por la ISESCO capital de la cultura islámica durante el año 2009, por su contribución a la propagación de la civilización islámica y sus valores.

Este es un año especialmente rico en actividades culturales, artísticas y científicas. Toda la ciudad se ha movilizado; colaboraciones locales, nacionales e internacionales han sido solicitadas para llevar a cabo la organización y preparación de este evento.

Desde el mes de marzo hasta final del año, se ha ofrecido y se seguirá ofreciendo al público un amplio abanico de encuentros, festivales, exposiciones, conferencias y mesas redondas. Algunas han sido especialmente creadas para la ocasión y otras ya formaban parte del paisaje cultural de la ciudad.  Además, se ha elegido especialmente Kairuán como lugar de encuentro para reuniones internacionales de la ISESCO (Organización Islámica para la Educación y la Cultura).

Mezquita de Okba

El 10 de marzo 2009, la inauguración oficial se celebró cerca de la mezquita de Okba con un grandioso espectáculo de luces y sonido, con música inspirada en los distintos momentos de la historia de la ciudad. Se evocó también el patrimonio material e inmaterial de Kairuán, recordando su importancia a lo largo de los siglos. Tal despliegue tecnológico daba un tono moderno claramente reivindicativo: Kairuán pretende ser una ciudad moderna, rotundamente arraigada en su pasado. De hecho, fue la primera ciudad del Norte de África fundada por los árabes, y luego se convirtió en centro de esplendor científico y cultural, y nexo de unión entre Al-Andalus, el Magreb y África subsahariana.

Mausoleo de Abu Zenaa

A partir del mes de marzo, se estrenaba el programa con actividades tan eclécticas como un festival de música sufí y un festival de teatro  moderno.

Los festivales tradicionales de la ciudad han tenido y tendrán también especial relevancia, como el festival de la Alfombra y la Primavera de las Artes, durante los meses de marzo y abril, o Las noches de Kairuán y el Festival de la Medina, aún por venir.

Exposiciones artísticas

Al mismo tiempo, se inauguraron exposiciones artísticas y documentales. Arquitectura, manuscritos, pintura… Ninguna temática ha sido dejada de lado. Se puede todavía visitar hasta el 31 de diciembre una exposición sobre la evolución histórica y científica de Kairuán. En el primer trimestre del año, actividades más  concretas y prácticas han completado este programa, como talleres de formación para profesionales de conservación del patrimonio.

Jalonan también este año mesas redondas, conferencias y seminarios internacionales sobre aspectos específicos de la ciudad, su historia, su desarrollo y su rol en el esplendor de la civilización islámica.

Estas manifestaciones que aluden al pasado, hacen especial hincapié en la importancia del diálogo y de la tolerancia en la actualidad. De índole nacional como internacional, tunecinas o extranjeras, pretenden dar una panorámica completa de los aspectos de la cultura islámica en general, y la de Kairuán en particular.