Ramon Llull y el islam, en Argelia

El Institut Europeu de la Mediterrànea (IEMed) organiza en Argelia una exposición sobre el escritor medieval Ramon Llull y su relación con el mundo musulmán.

La muestra Raimundus, christianus arabicus. Ramon Llull y el encuentro entre culturas se inauguró ayer día 13 de marzo en la Biblioteca Nacional de Argelia con ocasión de la visita de los reyes de España a Argelia. A la inauguración acudió también la ministra de Cultura de Argelia, Khalida Toumi, el director general del IEMed, Senén Florensa y el director general de la Biblioteca Nacional de Argelia, Amin Zaoui.

La muestra coincide con los 700 años de estancia del escritor Ramon Llull (1232-1316) en la ciudad argelina de Bugía/Béjaïa, y recoge los principales aspectos de su vida, obra y pensamiento, con especial énfasis en su relación con el mundo musulmán y el Islam.

Está integrada por un conjunto de piezas bibliográficas que es representativa de la producción luliana conservada en Mallorca y en Cataluña Reúne por primera vez una colección de quince manuscritos lulianos de los siglos XIII-XV, de entre los que destacan cuatro códices coetáneos de Ramon (anteriores al primer cuarto del siglo XIV), de los que uno de ellos le perteneció con toda probabilidad. La exposición incluye además seis manuscritos de los fondos antiguos de la Biblioteca Nacional de Argelia, correspondientes a los siglos XIII-XIV, entre los que sobresalen un Corán, así como tratados sobre retórica, medicina y astronomía coetáneos de Llull. También incluye cinco documentos de la época, ilustrativos de las relaciones de la corona catalano-aragonesa con los países del Magreb y cuatro ediciones lulianas antiguas que ponen de relieve el paso por la imprenta de sus obras.

Un millar de manuscritos

De Llull se conservan en todo el mundo casi un millar de manuscritos copiados entre los siglos XIII y XVIII, un legado superior al de otros muchos autores medievales, y cuyas colecciones más grandes se conservan en Palma de Mallorca, Roma, París, Munich y Milán.

Ramon Llull en la prisión de BugíaNo existe en cambio ningún manuscrito de las obras que Llull escribió en árabe, a pesar de que hay constancia de algún ejemplar en el Magreb en los siglos XIV y XV. Según el comisario de la exposición, Albert Soler (Centro de Documentación Ramon Llull de la Universidad de Barcelona), si bien Llull se aproxima al mundo islámico con la intención de demostrar la verdad de la fe cristiana, lo hace con un esfuerzo admirable para adaptar su obra al interlocutor musulmán y desde posiciones dialogantes. Llull realizó tres viajes misionales al Norte de África, dos a Túnez y uno a la ciudad argelina de Bugía en 1307. Este empeño llevó al estudioso de pensamiento y civilización árabe Dominique Urvoy, a decir que Llull «tiene la ventaja de resumir en una biografía lo esencial de los problemas del contacto entre religiones y civilización».

Promover el conocimiento mutuo

La exposición «Raimundus, christianus arabicus» forma parte de las iniciativas que el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed) lleva a cabo para promover el conocimiento mutuo y el diálogo a través del arte, la cultura y la historia.

La muestra podrá verse en Argelia hasta el 24 de marzo. También en Barcelona del 4 al 29 de abril en la Reial Acadèmia de les Bones Lletres, y en Palma de Mallorca, del 4 al 27 de mayo en la Lonja de la ciudad.

El IEMed es un consorcio con vocación internacional y sede en Barcelona, cuyo objetivo es reflexionar sobre los retos del espacio euromediterráneo, potenciar su riqueza y diversidad cultural y hacer de él un área de libertad, convivencia y prosperidad en el marco del Proceso Euromediterráneo. El IEMed está participado por la Generalitat de Cataluña, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español y el Ayuntamiento de Barcelona. Además de su actividad cultural, el IEMed impulsa actividades de investigación, debate y difusión sobre los principales temas de la agenda mediterránea y actúa como plataforma de iniciativas al servicio de la cooperación con los países del sur y el este del Mediterráneo.

Además, y también con ocasión del nombramiento de Argel como Capital de la Cultura Árabe 2007, por la ISESCO, se ha inaugurado la exposición Ibn Jaldún, entre Argelia y al-Andalus, que tiene por objetivo dar a conocer la vida y la obra de Ibn Jaldún, pero también el entramado político, económico y social del siglo XIV, entre Oriente y Occidente, entre Europa y el mundo magrebí, unidos por el Mediterráneo.