Nueva edición de “Madrid islámico: la historia recuperada”

Autor del artículo: FUNCI

Fecha de publicación del artículo: 19/03/2020

Año de la publicación: 2020

, , , , ,

El Centro de Estudios sobre el Madrid Islámico (CEMI), creado por FUNCI, y la editorial Dar Al Thaqafah lanzan una edición revisada del libro Madrid islámico: la historia recuperada, de Daniel Gil-Benumeya.

En junio de 2018, coincidiendo con el festival Noches de Ramadán, el Ayuntamiento de Madrid y el Centro de Estudios sobre el Madrid Islámico publicaron el libro Madrid islámico: la historia recuperada, escrito por Daniel Gil-Benumeya., coordinador científico del CEMI en FUNCI.

Esta obra aborda la herencia histórica islámica de Madrid, desde su fundación en tiempos del emirato de Al-Ándalus, pasando por las vicisitudes de la comunidad musulmana mudéjar en el Madrid medieval cristiano, para llegar hasta los albores de la Edad Moderna, cuando los últimos restos de la civilización andalusí fueron liquidados por la política de represión cultural llevada a cabo por los Austrias.

El libro recorre, pues, casi 750 años de presencia islámica en Madrid, una herencia que ha sido generalmente poco conocida y valorada, salvo por especialistas, debido a distintos factores. El principal de ellos es, sin duda, la destrucción material y simbólica ininterrumpida de todo este legado desde que Madrid se convirtió en sede de la Corte en 1561. La capital de la Monarquía hispánica primero y de la nación española después, no podía asumir fácilmente su raíz islámica, dado que en la definición identitaria católica y europea que sigue siendo hegemónica en el imaginario español. Por ello, el islam ha sido considerado una presencia no deseada o, en cualquier caso, extranjera. De ahí el subtítulo La historia recuperada.

Esta obra aborda la herencia histórica islámica de Madrid, desde su fundación en tiempos del emirato de Al-Ándalus, pasando por las vicisitudes de la comunidad musulmana mudéjar en el Madrid medieval cristiano, para llegar hasta los albores de la Edad Moderna.

Por otro lado, si bien la historia andalusí de la ciudad es relativamente bien conocida en ámbitos especializados (el de los estudios árabes, el medievalismo y la arqueología), no lo es tanto la etapa mudéjar, y mucho menos la morisca, debido también a que la organización del saber académico opera a menudo con categorías cerradas y separaciones netas entre etapas históricas, por lo que la presencia musulmana en Madrid tiende a considerarse liquidada con la conquista castellano-leonesa de 1085. Uno de los objetivos de la obra es, por tanto, trascender estas segmentaciones y proyecciones identitarias para mostrar que la interculturalidad está presente en Madrid desde sus orígenes.

La edición de 2018, de distribución gratuita, tuvo una muy buena acogida: los 500 ejemplares de la edición impresa se agotaron en apenas una semana, mientras que la versión digital ha superado el millar de descargas en Internet. Por esta razón, la posibilidad de reeditar la obra estuvo en mente prácticamente desde el mismo momento de su publicación. Hasta que, a finales de 2019, la editorial qatarí Dar Al Thaqafah propuso publicarla en árabe e inglés, así como realizar una nueva edición en castellano.

El libro recorre, pues, casi 750 años de presencia islámica en Madrid, una herencia que ha sido generalmente poco conocida y valorada, salvo por especialistas, debido a distintos factores.

Es esta última la edición que acaba de ver la luz, con el mismo título y la mención 2.º edición revisada. En efecto, no se trata meramente de una reimpresión, ya que esta edición incorpora correcciones y nuevos datos. Y ello, especialmente en lo que se refiere a la historia de los musulmanes madrileños en la Edad Moderna, en la que los últimos de al-Ándalus, los llamados moriscos, se entremezclaban con otras formas de presencia musulmana y criptomusulmana (como las de los exiliados, embajadores y esclavos), en un clima de intensa represión cultural y religiosa. El libro, además, se edita con una nueva maquetación que incorpora imágenes de gran calidad. Entre ellas, las fotografías de los fondos del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid y el Museo de San Isidro, cedidas por ambas instituciones para esta edición, y las fotografías de Javier Sánchez, galardonado fotógrafo paisajístico.