Los turistas españoles regresan a Túnez

Autor del artículo: Open Comunicación

Fecha de publicación del artículo: 13/03/2011

Año de la publicación: 2011

Turoperadores y compañías aéreas comienzan a recuperar el destino Cuando apenas han pasado dos meses desde las revueltas en Túnez que apartaron del poder a Zine El Abidine Ben Ali, el destino parece haber vuelto a la normalidad y los turistas de distintos países, incluidos los españoles, comienzan a regresar.

El Gobierno de Túnez y las empresas turísticas que operan en el país prevén que este destino volverá a estar en el mercado totalmente normalizado a partir de Semana Santa, pero los primeros grupos de turistas españoles ya han comenzado a llegar. Por encima de valoraciones optimistas que aprecian el cambio hacia la democracia vivido en Túnez y desean compartirlo, están los hechos reales.

Según uno de los más importantes buscadores de vuelos del mundo, Skyscanner, las búsquedas de vuelos desde España a los principales aeropuertos de Túnez ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis. Por su parte, los principales turoperadores especialistas en este mercado, como es el caso de Iberojet que mueve el 60% de los grupos que viajan al país magrebí, están retomando la actividad en el país y han lanzado sus ofertas para marzo y abril con precios que van desde 250 a 300 euros para una escapada de tres noches con vuelos, alojamiento y media pensión en los principales destinos turísticos como Hammamet, Port El Kantaoui o Monastir.

También la compañía nacional Tunisair mantiene tres vuelos semanales de Madrid a Túnez y otros tres desde Barcelona. Las ofertas van desde los 80 euros por trayecto, la compañía Air Europa tiene previsto reanudar sus vuelos en abril, mientras que las compañías charter también tienen planificados grupos para todo el mes de abril, especialmente durante Semana Santa.

Museo del Bardo

Estos buenos síntomas coinciden con la opinión de los expertos turísticos. El secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Taleb Rifai, declaraba el lunes pasado en Andorra, durante el Foro Global de Turismo que «Túnez es un mercado muy importante que se recuperará con normalidad más rápidamente de lo esperado a primera vista. Los turistas han podido salir con total libertad del país y muchos (el 90%) están dispuestos a volver si se recupera la normalidad». En todo caso, teniendo en cuenta que Egipto y Túnez comienzan a recobrar nuevamente la confianza entre los viajeros y quienes los mueven, pues sus principales centros de atracción turística están abiertos al público y las líneas aéreas han reanudado vuelos a esos destinos, la OMT ni siquiera revisó a la baja su estimación de crecimiento para esa región, que mantuvo entre un 7 y 10%.

Recomendaciones

Tres de los principales operadores turísticos de Reino Unido, Thomas Cook, Thomson Fly y First Choice, han reanudado en marzo sus vuelos a Túnez, en buena parte gracias a la decisión del Ministerio de Relaciones Exteriores británico de levantar su alerta por los viajes no esenciales a Túnez.

Algo parecido está sucediendo en Francia y Alemania, donde también se han suprimido las restricciones de viajes a este país. Estas medidas han sido bien recibidas por los profesionales turísticos de Túnez después de que el sector cayera un 40 por ciento tras los acontecimientos de enero. Túnez atrae siete millones de visitantes al año, el 36 % de la población vive de forma directa o indirecta del turismo, el sector representa el 7 % del PIB, tiene cerca de 200.000 plazas hoteleras y es considerado uno de los principales destinos turísticos del Mediterráneo muy apreciado por su sol, playas, la zona del desierto y los numerosos sitios arqueológicos.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, mantiene la prudencia respecto al destino, aunque ya no recomienda abiertamente no viajar al país: «Durante los últimos días la situación actual en materia de seguridad ha mejorado en Túnez capital y en las zonas turísticas de la costa y la isla de Djerba. En caso de viajar a estas zonas, es necesario extremar la prudencia, evitando todo tipo de concentración de personas y manifestaciones.

JineteLos viajes al interior y al sur del país se siguen desaconsejando. Se recomienda a los nacionales españoles que se encuentren en Túnez que sigan las directrices dadas por las autoridades locales y que se mantengan constantemente informados sobre la situación pues ésta puede cambiar en cualquier momento. Se ha levantado el toque de queda en todo el país aunque se mantiene el estado de emergencia.

Precisamente en los países que primero han suavizado sus recomendaciones de viajes. Túnez ha lanzado una campaña y una nueva imagen, bajo el eslogan «I love Tunisia» que también ha llegado a España. Según Leila Tekaia, directora de la Oficina de Turismo de Túnez en España «El objetivo de esta campaña es capitalizar el entusiasmo y el movimiento de simpatía internacional hacia nuestro país con motivo de la transición democrática».

Importantes ofertas

En el proceso para la recuperación de su cuota de mercado, los hoteles, muchos de ellos españoles, han vuelto a abrir sus puertas y se va a poner en marcha una campaña de 15 días junto con diferentes touroperadores que operan en España a través de importantes ofertas. El objetivo temporal marcado se centra en los últimos días de marzo pero sobre todo en las vacaciones de Semana Santa, la que esperan se convierta en una plataforma que los relance de cara a la temporada de verano.

Dichas ofertas, que se canalizarán a través de las agencias de viajes, serán para viajar desde España a Túnez a finales de marzo y sobre todo en Semana Santa, que este año será del 18 al 24 de abril. «La Semana Santa será la plataforma para preparar el verano», según Tekaia. El objetivo principal de los responsables turísticos del país, según la directora de Oficina en España es «restablecer el clima de confianza y de serenidad que siempre identificaron a Túnez para poder divulgar las potencialidades turísticas y culturales de un país que, desde siempre, mantuvo conexiones estrechas con Europa».

Leila Tekaia afirma de que «la situación política que ha sacudido el país en los últimos mes, forma parte de la revolución de Túnez en la búsqueda de la implantación de un régimen democrático que lleve a su crecimiento y desarrollo. El estrechamiento de las relaciones del nuevo gobierno tunecino, de una nueva nación con los países democráticos, posicionará el país para una nueva apertura al Mundo». «Los principales valores del mundo son la democracia y la libertad», concluye la directora de la Oficina de Turismo en España, «cualquier persona debe tener simpatía por el pueblo tunecino».

Fuente: Open Comunicación