La Sunna y la igualdad

El Profeta Muhammad dijo:

«El árabe no es superior al extranjero, ni el extranjero al árabe, ni el blanco al negro, ni al contrario, sino que es superior únicamente aquél que practica una mayor piedad».

«Todos los hombres son ante Dios como las púas de un mismo peine»