Fotógrafos marroquíes que se mojan

Fecha de publicación del artículo: 13/06/2020

Año de la publicación: 2020

,

Doce fotógrafos marroquíes se han puesto de acuerdo en antiDOT para contribuir a través de la venta de sus obras a financiar la lucha contra el COVID-19 en Marruecos mediante distintas asociaciones. Cada fotógrafo presenta una serie de dos a seis obras, limitadas a 20 ediciones cada una.

Aquí tenéis una pequeña muestra de su talento. Sus imágenes han sido captadas en distintos ámbitos, países y momentos, y recogen la rica diversidad fotográfica del reino alauí.

Lamiae Lahbabi

«Lo femenino-masculino, el ying y el yang ¡nuestras dos caras indisociables y tan complementarias! El silencio nos es impuesto, el ornamento está ahí para enmascarar la realidad».

Mohamed El-Baz

Black rain

«He querido hacer esta serie como un homenaje a quienes lloran. Todos tenemos razones para llorar sin miserabilismo. A cada uno sus lágrimas. He buscado un sitio, un estanque, una piscina en la que cada uno podía llorar las lágrimas de su cuerpo. Como un bautizo, un cambio de estado».

Youssef-Boudlal

“Las montañas del Alto Atlas son el hogar de varias aldeas bereberes donde los lugareños no tienen electricidad, caminos pavimentados ni acceso a dispensarios médicos, y se ganan la vida cultivando, fabricando y vendiendo aceitunas y cerámica. Con la ayuda de un guía bereber, viajamos a un pueblo donde la gente vive lejos de las comodidades de la vida moderna. La pequeña aldea parecía otro mundo, algo de otro siglo. Había 16 casas construidas en la propia montaña, a una altura de 1.780 metros. Podríamos tender a centrarnos en la falta de servicios básicos de los aldeanos, pero, al menos para mí, cuando convives con ellos, puedes sentir su felicidad y no encontrarás complejidad ni desorden en su discurso.

A veces me pregunto, ¿quién es mejor, realmente?

Idries Karnashi 

«Imagino escenas surrealistas combinando objetos, personas o situaciones del día a día con una imaginería llena de poesía o de humor, por momentos, comprometida, inventiva o, simplemente, placentera. Todos estos collages son narraciones visuales que dejan al espectador la libertad para interpretar lo que ve».

Othmane Dilami

Tchernobyl, 2012

“Modesto, exigente, aventurero, decidido. Con estas palabras evocan sus parientes el recuerdo de Othmane Dilami, un rebelde con un corazón tierno y un carácter fuerte. Roto por un accidente de motocicleta en noviembre de 2016, se encontraba en India para un reportage sobre los orígenes de la música Goa trance, esa corriente electrónica con acentos orgánicos, influenciada por la música tribal y oriental. Sus cámaras y fotos desaparecieron ese día con él. Pero sus archivos, guardados por sus familiares y amigos, permiten hoy volver sobre el viaje de un joven diseñador que había encontrado su camino».

Maria Kabbaj

LIGHT6

«‘The Light’: serie compuesta en su origen por siete fotos que simbolizan el nacimiento de La Idea, que es al tiempo madre e hija de la inspiración original, naciente, o punto de equilibrio precario de toda creación artística».

Mehdi Triqui

Chimera

«Para este proyecto, he elegido crear un portal espacio-temporal entre el Marruecos original (civilizaciones bereberes) y el México original (civilizaciones precolombinas). He intentado, a mi manera y con toda humildad, crear un Marxique o un Mexoc en el que es difícil para un «observador» determinar si se está ante una foto que representa lo cotidiano de un amazigh o de un mexicano, ni la fecha en la que ese instante ha sido inmortalizado».

Yasmine Hatimi

«Amarcord» significa «me recuerdo» en el dialecto italiano… De hecho, mi trabajo es sobre la memoria, la nostalgia, el olvido, simplemente el pasado. Formo así una cierta relación con el espacio en el que me encuentro, que me gusta reflejar en mis fotografías. Veo estas fotos como poesía, me gusta dejar el campo a la evocación. Estas son imágenes de espacios e interiores que inconscientemente reflejan mi alma interior».

Traducción: Inés Eléxpuru – FUNCI