La exposición Los colores culturales de Marruecos es parte de un proyecto integral basado en una investigación inédita sobre el origen histórico, la simbología y los pigmentos naturales de los colores de Marruecos. Realizada por la empresa española INNOVARTE, esta exposición llegó a Rabat en el 2011 de la mano de la Fundación de Cultura Islámica (FUNCI) y la Embajada de España en Marruecos.

Los colores simbolizan y representan los valores de una cultura, y por ello forman parte fundamental de la esencia de un país. El uso genial que los marroquíes han hecho del color y que un día fascinó a pintores como Delacroix, Fortuny, Tapiró o Matisse, sigue seduciendo hoy a todo aquel que lo contempla. Sin embargo, en los últimos tiempos los colores en Marruecos están perdiendo de alguna manera su carácter particular, debido a la creciente introducción de productos y elementos ajenos que conlleva el fenómeno de la globalización, con marcada incidencia en la identidad de los pueblos.

Esta situación, que afecta a muchos otros escenarios, está haciendo que desgraciadamente hoy día todos los lugares se parezcan, y amenaza a los principios de la diversidad cultural. Por ello INNOVARTE, especializada en proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación, y  cuyo objetivo consiste en promover el desarrollo económico y la mejora de la competitividad de las empresas artesanales, se propuso desarrollar una investigación que pretende poner de manifiesto los colores culturales de este país y las armonías de color que caracterizan su paleta cromática.

 

“Los colores culturales de Marruecos” se integra en el programa de cooperación internacional  “Med-o-Med, paisajes culturales del Mediterráneo y Oriente Medio”, creado por la FUNCI con el objeto de recuperar los valores y saberes tradicionales, así como potenciar la investigación y la formación para un desarrollo sostenible, siempre desde el respeto a la identidad cultural de los pueblos.

Cabe destacar también la participación de las siguientes entidades: Instituto Cervantes, Ministerio de Cultura marroquí, Artisanat du Maroc y  Fondation ONA. El proyecto ha sido financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Noticias relacionadas