Aromas

La muestra, creada en colaboración con la Fundación La Caixa, recorrió a lo largo de sus 13 años de andadura numerosas ciudades de la geografía peninsular, acumulando más de 2.800 millones de visitantes. En ella se abordaba uno de los aspectos cotidianos de al-Andalus más cercanos a nuestra sensibilidad actual: el de los olores, mediante un viaje virtual por las mezquitas, los zocos, las casas y los jardines de aquella época, así como a través de las rutas de las especias que se establecieron en la Edad Media y fueron uno de los pilares del comercio y la economía andalusíes.

Aromas

Se componía de distintos ambientes creados mediante escenografías que representan los espacios antes mencionados, así como una amplia sección informativa en la que aprender acerca de las rutas medievales de las especias y los principales productos utilizados entonces en cosmética, gastronomía y farmacología. Disponía de una serie de elementos interactivos para implicar los sentidos de los visitantes, como son los numerosos ingenios olfativos, en los que oler algunos productos tan curiosos y desconocidos como el castóreo o el almizcle, u otros que resultan mucho más familiares, como la violeta, la rosa o el azafrán.

Noticias relacionadas