El hombre y la mujer del Islam han sabido sacar el máximo provecho de cada gota de  agua. Azuzados por la escasez del líquido elemento y apoyados por una conciencia a veces mística del agua, la ecuación agua y ser  humano ha esculpido el paisaje. Palmerales, oasis, jardines; tierras áridas transformadas en vergeles son su herencia más visible. También un saber que comienza a desaparecer de la memoria de las gentes. Hoy, cuando el mundo agrícola se ha industrializado y las jóvenes generaciones desconocen el manejo tradicional del agua, el riesgo de perder miles de años de saber es real.

La última generación heredera de los secretos está a punto de desaparecer en España. Ellos son el puente entre el pasado y el presente sin memoria que vivimos, tienen una necesidad de respeto a cada gota de agua, y quizá la clave del futuro.

Este proyecto se propone recuperar los conocimientos tradicionales sobre el uso de la tierra y el manejo de los sistemas de regadío, los ecosistemas agrícolas y la cultura popular, sensibilizando acerca de los valores, conocimientos y prácticas respetuosos con el medio ambiente y el patrimonio natural y cultural.

Regiones con tradición islámica

La primera fase ha sido financiada por el Ministerio de Cultura español, se ha desarrollado en algunas de las regiones con tradición islámica de España, en las que el manejo tradicional de la tierra ha significado la transformación del paisaje y una forma de vida única adaptada a la escasez de agua. Las prácticas agrícolas tradicionales, los sistemas de canalización y el conocimiento popular de estas comarcas se han recogido con un objetivo claro: mantener viva esta memoria.

Voces Sabias ha viajado a través del paisaje esculpido por el agua y adentrarse en la memoria de los últimos herederos del saber de la tierra, para descubrir sus secretos, aprender de ellos y propagar su saber.

Está previsto replicar esta iniciativa en otros países mediterráneos (Marruecos, Turquía, Egipto, Malta, el Sur de Italia, etc.).

Noticias relacionadas