El origen etimológico de la palabra ‘beduino’

La palabra beduino (bedw), se refiere al habitante de la badia (al-badia), el lugar en el que es posible practicar el pastoreo nómada y que podemos traducir, sólo de manera orientativa, como “desierto”. Al-badia es una noción que contiene un significado de naturaleza más ecológica y antrópica que geológica o geográfica; su definición indica un lugar en el que los beduinos mantienen un cierto modo de vida, que consiste en su adaptación a un nicho ecológico extremo.

La parte desértica del territorio sirio es una combinación de desierto y estepas y, precisamente en esa área más inhóspita, es dónde viven los beduinos, pastores de camellos, cabras u ovejas.

Alberto Savioli