El ayuno de dhul-hiyya

Los diez primeros días del mes de Dhul-Hiyya

Ha comenzado el mes de Dhul-Hiyya, según el calendario islámico, un mes muy apreciado por los musulmanes.

Abû Hurayrah transmitió estas palabras del Mensajero de Allah: “No hay días más amados por Allah para que le adoréis, que los diez [primeros] días de Dhul-Hiyya. Ayunar en cualquiera de ellos equivale a ayunar un año entero, y realizar las oraciones nocturnas durante una de sus noches equivale a realizarlas en Laylatul-Qadr”.

En otro hadiz, transmitido por ibn ‘Abbas, el Mensajero de Allah dijo: “Ninguna acción correcta hecha otros días es superior a las realizadas durante estos días”. (Bujari).
Los Ulemas no se pusieron de acuerdo sobre si las obras durante estos días son más valoradas por Allah o los son las de los diez últimos del sagrado mes de Ramadán.

El Profeta ayunaba los nueve primeros días; nunca dejó de hacerlo. Según nos transmitió su mujer Hafsa: “Hay cinco cosas que Rasûlual-lâh (saws) nunca dejó de hacer: ayunar el día de ‘Ashura, ayunar los diez primeros días de Dhul-Hiyya, ayunar tres días de cada mes y hacer dos raka’s antes del salât al-Fajr”. (Abu Dawud).

De este hadiz, debe entenderse que el Mensajero de Allah (saws) ayunaba “hasta el día décimo” de Dhul-Hiyya, sin incluir este último, ya que en el Eid al-adha está prohibido el ayuno.

Se puede también ayunar sólo el día de Arafa (el día 09 de Dhul-Hiyya). Abû Qatada transmite que el Mensajero de Allah (saws) dijo: “Ayunar durante el día de ‘Arafat conlleva el perdón por dos años, el año que le precede y el que le sigue. Ayunar durante el día de ‘Ashura [el día diez del mes de Muharram] trae el perdón para el año precedente”.