Agdal Marrakech

En 2010 la Fundación de Cultura Islámica firmó un convenio para la restauración del jardín histórico del Agdal, en Marrakech, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Este acuerdo se estableció entre el Consejo Regional de Marrakech-Tensift-Al Haouz, el INRA (Institut National de la Recherche Agronomique) y la Comuna del Mechouar Kasbah, en la que se encuadra el jardín almohade del siglo XII. Actualmente el proyecto ha sido presentado por el Ministerio de Cultura marroquí en la Stratégie Patrimoine 2020.

Para la restauración del Agdal de Marrakech se ha designando un Patronato con los máximos representantes de las Instituciones colaboradoras en el proyecto, así como un Comité Científico formado de expertos internacionales en materia de paisajismo, botánica, agronomía, arquitectura, arqueología y turismo.

Algunas de las instituciones a las que pertenece el grupo de expertos son el Institut National de la Recherche Agronomique, INRA, en Marruecos; la Escuela de Estudios Árabes de Granada, CSIC; el International Council on Monuments and Sites, ICOMOS; la Universidad Cadi Ayyad de Marrakech,  y la Universidad Complutense de Madrid.

Agdal de Marrakech

El Agdal es uno de los jardines islámicos más importantes del mundo, el más grande y el único de época almohade (siglo XII). Cuenta con una superficie aproximada de 500 hectáreas y representa un paisaje cultural paradigmático, tal como se entiende en la Carta de Florencia de 1982 y en la UNESCO.

Restos arqueológicos

En los jardines de Agdal se encuentran:

  1. Restos Arqueológicos: pabellones, quioscos y restos de palacios pertenecientes a distintas dinastías, caballerizas que datan del siglo XIX,  molinos de aceite e ingenios azucareros.
  2. Vegetación: Cultivos de cítricos, olivos, higueras, granados, además de colecciones botánicas únicas.
  3. Agua: grandes estanques de agua y un complejo sistema de riego formado por canales subterráneos (jettaras) y canales superficiales (acequias).

Los objetivos de nuestro proyecto están basados en el desarrollo sostenible, la conservación medioambiental  y la promoción cultural:

  1. Creación de empleo a través de las obras de rehabilitación.
  2. Promoción turística y cultural de Marrakech.
  3. Conocimiento y conservación de la biodiversidad y del patrimonio arqueológico y arquitectónico.
  4. Desarrollo de la agricultura ecológica y la gestión responsable de los recursos naturales.
  5. Actividades de educación y sensibilización.

La primera fase del trabajo está casi concluida, y ha consistido en obtener la máxima documentación histórica del espacio, así como reunir toda la planimetría existente y producir la necesaria. Se han realizado prospecciones arqueológicas, una estimación del estado de las plantaciones y diversos inventarios, antes de comenzar el proyecto y las labores de restauración.

En una segunda fase se realizará un proyecto para el uso y la gestión turística de este inestimable jardín centenario.

Noticias relacionadas