Conclusiones tras la jornada “Islam y Constitucionalismo”

El pasado 22 de octubre, la FUNCI organizó, en colaboración con la Fundación Paradigma Córdoba, la jornada de conferencias “Islam y constitucionalismo: un diálogo abierto”, en la Biblioteca Viva de al‑Ándalus, Córdoba.

En esta jornada, que se extendió a lo largo de toda la tarde, la FUNCI pudo presentar, además, su recientemente publicado libro, bajo el mismo título. Este libro recoge los resultados de un proyecto realizado por la FUNCI y en el que han colaborado académicos de prestigio internacional. La investigación tiene su origen en las protestas y levantamientos iniciados a ambas orillas del Mediterráneo hace ya casi cinco años y estudia la capacidad del Islam para contribuir a soluciones políticas y jurídicas que conduzcan a una renovación de las instituciones democráticas en ambas orillas del Mediterráneo.

La jornada fue inaugurada por María del Mar Téllez, Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, María Jesús Viguera, miembro de la Fundación Paradigma Córdoba y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, y Encarna Gutiérrez, Secretaría General de la FUNCI, quien hizo un llamado al diálogo, poniendo el énfasis las palabras de Cherif Abderrahman Jah, Presidente de la FUNCI: “El Islam en sí mismo invita a reflexionar de forma conjunta, respetando la identidad y cultura de cada cual, pero compartiendo lo esencial: la convivencia y la paz, unidos todos en una sola familia”.

Ámbitos de controversia

A continuación, Alfonso Casani, investigador de la Fundación de Cultura Islámica, desarrolló los distintos aspectos tratados a lo largo de este proyecto, el objetivo y el proceso de desarrollo del mismo. De esta forma, explicó cómo el proyecto gira en torno a una serie de ámbitos de controversia o conflicto identificados, los cuales plantean ciertas dificultades para armonizar los elementos islámicos y occidentales.

Aunque el propósito principal no es imitar los sistemas occidentales, que se enfrentan, en la actualidad, a sus propios problemas, el planteamiento del sistema internacional actual exige que los nuevos modelos políticos constitucionales evolucionen en la forma de un Estado‑nación. Este modelo organizativo puede suponer un obstáculo al desarrollo de la umma o comunidad islámica, de marcado carácter internacional. Otros ámbitos de controversia son la estabilidad jurídica, debido a la dificultad de capturar la sharia en un código fijo; la participación política y las imprecisiones que plantea la noción de shura; la separación de poderes y la necesidad de que se garantice en el texto constitucional; y, por último, los derechos de la mujer, de las minorías y de la libertad de culto.

Llamamiento al diálogo

Estos son los ámbitos a los que el proyecto “Islam y constitucionalismo: un diálogo abierto” pretende dar respuestas, a través de las entrevistas realizadas y los artículos recogidos. La comunicación concluyó con un llamamiento al diálogo y a la participación de nuevos investigadores en esta novedosa iniciativa, fundamental para la renovación de los sistemas democráticos.

Mª Jesús Viguera, por su parte, presentó una comunicación sobre el califato en al‑Ándalus, a través de la cual explicó qué es el califato y cómo ha evolucionado. El califato es la suprema y legitima institución política en el islam sunní, en el que el califa es el rector de la umma, o comunidad. Este califato posee una dimensión religiosa y una dimensión política, y su importancia reside en su capacidad para constituirse como garante de la máxima legitimidad sobre la población.

A continuación intervino una segunda mesa de comunicaciones, moderada por Thierry Desrues, científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA). En ella participó, en primer lugar, Juan Antonio Macías Amoretti, profesor de la Universidad de Granada, el cual trató el concepto de Estado en el Islam contemporáneo y las dificultades a las que se enfrenta al ser adaptado al modelo político occidental. Distinguió cuatro problemáticas: una histórica: la dificultad de implantarlo tras la disolución del último califato (otomano) en 1924; una epistemológica, basada en una tradicional aproximación dicotómica al concepto religión frente a política; una metodológica, que concierne al cómo aproximarse a la idea de legitimidad, y una conceptual, ya que no había existido nunca una organización territorial similar al Estado‑nación.

Autoridad religiosa

Elena Arigita, profesora de la Universidad de Granada, habló de la Universidad egipcia Al‑Azhar y de su relación con el gobierno como autoridad religiosa. A través de esta cuestión, analizó la lucha de intereses entablada entre el gobierno y la Universidad Al‑Azhar para su ejercer influencia en el ámbito público y en el privado. En este contexto, Al‑Azhar ha logrado mantenerse como un espacio de diálogo y un referente moral.

Por último, Hanaa Mohamed‑Hammadi, investigadora independiente, profundizó en la cuestión de la mujer, la realidad y los retos a los que se enfrenta en la actualidad. A través de este análisis, desmintió las acusaciones de la oposición entre el Islam y los derechos de la mujer.

Esta conferencia, junto con la presentación del libro “Islam y constitucionalismo: un diálogo abierto”, finaliza la primera fase de este ambicioso proyecto dirigido por la FUNCI y abierto a todos aquellos interesados en participar, que busca encontrar un acuerdo sobre los elementos mínimos que pueden contribuir a generar sistemas constitucionales democráticos basados en el Islam.